martes, 29 de abril de 2014

España sigue destruyendo empleo en el primer trimestre de 2014

La ocupación retrocede en 184.600 personas en el trimestre y en 79.600 en un año.

La tasa de paro acaba marzo en el 25,93%, dos décimas más que a cierre de 2013.

La Encuesta de Población Activa del INE arroja un tímido descenso de 2.300 parados.



Los mayores incrementos del desempleo se produjeron en Baleares (18.800 parados más) y Galicia (16.100). También la Comunidad Valenciana (14.800), Aragón (14.600) y Castilla-La Mancha (14.200) tuvieron incrementos notables del paro.

La tradición de un mercado laboral estacional como el español se ha acabado imponiendo a los deseos y a los discursos políticos. España ha seguido destruyendo empleo en el primer trimestre de 2014. Hay indicios de recuperación económica, cierto. Pero todavía no tan vigorosos como para que se trasladen a la ocupación que siguió cayendo desde todas las comparaciones posibles: trimestral, anual y desestacionalizada. Según la Encuesta de Población Activa que ha publicado el INE este martes, la ocupación ha retrocedido en 184.600 personas en el trimestre y en 79.600 en un año. Dos datos que bajan el número de personas trabajando en España a 16.950.600 millones, la cifra más baja desde 2002.

Desde el otro lado de la moneda laboral, el paro, tampoco hay buenas noticias. El número de desempleados cayó. Sí, hay 2.300 parados menos que hace un año y su número se queda en 5.933.300. Pero este descenso, el primero en un comienzo de año desde 2005, es exclusivamente por la reducción de población activa (424.500 personas menos en edad y disposición de trabajar) y no ha evitado que la tasa suba hasta el 25,93%. Esto es posible porque el porcentaje de parados es el cociente de una división entre el número personas sin empleo, que ha caído, y el de activos, con una caída más sginificativa.

El primer trimestre de 2014 tiene una desventaja comparativa clara respecto al año anterior. El calendario ha alejado mucho la Semana Santa, un estímulo muy importante para el empleo, de marzo. Esto ha provocado que el mercado laboral tenga un peor comportamiento que en ejercicios anteriores. Pese a ello y ante los indicios de recuperación o al inicio de la temporada alta turística, la EPA del primer trimestre lleva a pensar que la caída del mercado laboral español ha tocado fondo. Por tanto, a partir de ahora es posible que se empiece a recuperar muy paulatinamente el empleo.

El dato desestacionalizado tampoco es bueno para el empleo, con una caída del 0,10% intertrimestral en los ocupados. Del paro, el número de activos sin trabajo baja el 2,20%. "confirmándose la tendencia a la baja de los tres trimestres anteriores", afirma el INE.
Distribución por sectores

Por sectores, el número de ocupados aumenta este trimestre en laAgricultura en 31.800 personas. Por el contrario, desciende en losServicios (–126.000), la Construcción (–48.200) y la Industria (–42.200). En el último año el empleo ha subido en la Agricultura en 92.600 y en los Servicios en 30.700. En cambio, ha descendido en la Industria (79.900 ocupados menos) y en la Construcción (123.000). Por tipo de jornada, la destrucción de empleo se sigue cebando entre los trabajadores a tiempo completo, con la desaparición de 176.800 puestos, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial lo hace en 7.800. Así. el porcentaje de personas que trabaja a tiempo parcial se incrementa 13 centésimas, hasta el 16,20%.

Llama la atención que el empleo público logra aumentar en 11.000 personas, hasta 2.920.500, mientras el privado desciende este trimestre en 195.800 personas, situándose en 14.030.100. Pese a ello, el empleo público como el privado presentan variaciones anuales negativas.

Por otra parte, los hogares con todos sus miembros en paro subieron en el primer trimestre del año en 53.100, lo que supone un 2,7% más que en el trimestre anterior. No obstante, en el último año los hogares con todos sus miembros en paro se han reducido en 33.900, un 1,7% menos.

Según la EPA, 2013 acabó como el sexto ejercicio consecutivo en el que se destruyó empleo, aunque el deterioro fue inferior al de los años precedentes. En cualquier caso, la pérdida de 198.900 puestos de trabajo elevó a 3,75 millones los empleos desaparecidos en la larga recesión que ha sufrido el mercado laboral español y que ha devuelto el número de ocupados al nivel de 2002.

No hay comentarios :