miércoles, 23 de enero de 2013

Paco Borja, un militante anónimo de la vida


En los últimos meses hemos despedido de este injusto mundo a tres personas vinculadas a nuestra agrupación, José Luis, Juana Valero (la mujer de Paco Sánchez) y Paco Borja, uno de los militantes más activos.

Cuando precisamente en estos días estamos asistiendo a un capítulo más del descrédito de las élites políticas y económicas, personas como Paco Borja, uno de los muchos militantes anónimos del PSOE, son dignas de mención.

Paco fue uno de los refundadores del PSOE de Membrilla una vez recuperada la democracia, candidato en las elecciones municipales de 1979 y concejal en esa legislatura. Desde entonces ha sido uno de las personas más fieles y al mismo tiempo más críticas dentro de nuestra agrupación. Sin duda, de los mejores conocedores de la historia del partido. Fue durante décadas, ejemplar instructor de los nuevos militantes, colaborador incansable en las campañas electorales y participante activo en todas las asambleas. Uno de los que desinteresadamente, más y mejor ha cuidado y regado la rosa de la esperanza, la rosa del futuro, la rosa de un proyecto que busca el bienestar general y que protege especialmente a los que menos tienen. El proyecto de Paco, nuestro proyecto.

Las reuniones de los viernes, las asambleas, los 1º de mayo, las campañas electorales, las pegadas de carteles y las comidas de navidad, ya no serán lo mismo sin Paco, sin Paco Borja.

Con el permiso de su familia y como penúltimo homenaje a su persona y a su labor, queremos dedicarle estos versos de un poema que descubrimos hace algunos meses de Mario Benedetti que se titula: " Por qué cantamos " y que en esta ocasión podríamos llamar “Por qué seguimos”.

Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.

1 comentario :

Anónimo dijo...

La verdad es que sí, nada será lo mismo sin ese punto que el le ponía a muchas comas. Descanse en paz.