sábado, 12 de enero de 2013

El Partido Popular de Membrilla descubre la televisión 86 años después de la primera emisión de la BBC

Hace algunos meses apuntaba un conocido periodista de la comarca:
“Curiosamente, cuando más se debate sobre la viabilidad de televisiones locales y públicas, el consistorio de Membrilla emprende en solitario un proyecto que no quiso gestionar de forma compartida”.

Mientras en toda España se suceden los cierres de televisiones locales (de 1200 cadenas locales en España en el año 2007, se ha bajado a poco más de 400 en la actualidad), se suprimen canales autonómicos, se despiden trabajadores o se recortan programaciones para reducir gastos, el equipo de gobierno del PP de Membrilla, con el montaje de la televisión local presentada el viernes 11 de enero, va contracorriente. 

Cuando existe un debate social sobre la conveniencia y la viabilidad de las televisiones públicas, cuando la burbuja televisiva local se desinfla, cuando en los medios se pueden ver los siguientes titulares: 
“Las televisiones públicas, ¿Lujo o necesidad?”.
”Falta de pluralidad en las televisiones municipales”.
“La crisis termina con las televisiones locales”.
“¿Son necesarias la televisiones municipales en un contexto de crisis?”.
“Las televisiones municipales se apagan”.
“Los recortes llegan a los canales locales y comarcales que echan el cierre ante la falta de recursos”.
“Las televisiones públicas son un agujero sin fondo y sin audiencia”.


Mientras cada vez más personas caen el pozo del paro, 599 a finales de noviembre en Membrilla y aumenta el número de familias que no pueden llegar a fin de mes, el ayuntamiento de Membrilla, se gasta dinero en montar una televisión local en solitario. Además, por otro lado, recorta servicios, despide personal, sube los impuestos o exige sacrificios, alegando problemas económicos.

Un ayuntamiento no está para montar televisiones. Está, para organizar y garantizar los servicios públicos esenciales de un municipio, claramente definidos en la legislación vigente.

Las televisiones locales que subsisten, no están ofreciendo un servicio público democrático, crítico y plural, y solo obedecen a una mera estrategia de propaganda política. ¿Será este el camino que seguirá Membrilla TV?, por lo que pudimos ver en la presentación del medio, parece que sí:
“el equipo de gobierno por aquí, el equipo de gobierno por allí, los familiares de los concejales siendo protagonistas o comentando las noticias, etc…..”

En resumen, utilización de la buena voluntad de los demás, manipulación, sectarismo, y autocomplacencia. 

Seguimos pensando, que mantener una programación aceptable es muy costoso, se necesitan personas, equipos y contenidos suficientes. ¿Están los tiempos para enfangarse en estos proyectos?. A los casi 50.000 € que han invertido en el año 2012, ¿Cuánto hay que sumar para 2013?, ¿Cuánto costará pagar a los tres profesionales, periodista, realizador y cámara?, ¿Cómo se ha hecho la selección?, ¿Con quién han consultado la puesta en marcha de esta aventura?. En todo momento, pero más en tiempo de crisis, los gobiernos deben acordar con los representantes sociales, qué modelo social quieren tener y cómo debe financiarse. 

En definitiva muchas preguntas en el aire.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Pues ademas de los casi mil euros que se pagan a telecom por repetir a puerto lapice, tre personas de forma continua y alguna de ellas, de forma muy muy poco profesional y usurera, cobrando sueldos mensulaes pero no os preocupeis.... el comedor de san jose, el centro medico y el poligono han perdido importanncia, ahora como dice alguno por ahi " a mi me. Queda lo bonito" q va a ser propaganda de campaña politica jajajaja para eso si tiene dinero el ayu de membrilla.