viernes, 12 de octubre de 2012

El Gobierno del PP aprueba un trasvase del Tajo al Segura de 102 hectómetros cúbicos después de un año hidrológico que ha sido el más seco de los últimos 100 años


Cospedal sacrifica los intereses de los castellano-manchegos en favor de su propia carrera política y de su cargo como secretaria general del PP.

El agua que será trasvasada se acerca a los 114 solicitados por el Sindicato de Regantes de Murcia. Mientras tanto, Cospedal no atiende la situación en la que se encuentra la cabecera del Tajo y permanece callada dando la espalda a los intereses de Castilla-La Mancha.

El PSOE pedirá la comparecencia del Gobierno regional ante el nuevo trasvase y solicitará que se modifique la normativa de un trasvase que ataca al Tajo en favor del Levante y en contra de Castilla-La Mancha.

Los municipios ribereños lo califican de "dramático"...
El presidente de la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, Antonio Luengo, ha calificado de "lamentable y dramático" el nuevo trasvase. 

Según ha señalado Luengo dada la situación que ahora mismo tiene la cabecera del Tajo --591 hectómetros, el 23,8 por ciento de su capacidad total-- esta nueva aprobación "significa en la practica dejar sin agua a los pantanos y condenarnos a una situación de deterioro económico y ecológico".

Luengo ha lamentado "la normativa que permite esta clase de aprobaciones siempre que Entrepeñas y Buendía embalse más de 240 hectómetros cúbicos y ha calificado esa norma como un absurdo".

En ese sentido, ha recordado que este martes ha mantenido una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, y "pensaba que él iba a pelear más porque dijo que le parecía que los pantanos estaban deteriorados y que era una situación que no se podía permitir porque ya no había agua". "Llegué a la conclusión de que podríamos esperar que se limitase mucho un nuevo trasvase, pero no ha sido así", ha aseverado Luengo.

Además, el presidente de los Municipios Ribereños ha criticado la resolución adoptada por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente "si se tiene en cuenta que la Cuenca del Segura tiene más agua de la que ha tenido siempre".

"No podemos entender que se siga trasvasando y, sobre todo que se siga trasvasando agua para regadío cuando si las cosas siguen así nos podemos encontrar con una falta de abastecimiento como ha ocurrido este verano en los pueblos Ribereños y por eso es inaceptable que se siga trasvasando agua para regar cuando a nosotros nos dejan sin agua para beber", ha afirmado Luengo.

Finalmente, ha señalado que no entiende como la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "no se oponga definitivamente a estas situaciones de esquilmación y de deterioro del sistema de agua de Castilla-La Mancha".

 ...Y los regantes del trasvase, "razonablemente satisfechos"

 El grupo parlamentario socialista de las Cortes regionales ha solicitado este jueves la comparecencia del Gobierno de Csatilla-La Mancha para que explique su postura sobre el trasvase Tajo-Segura después de que el Ministerio de Agricultura aprobase ayer una nuevo trasvase de 101,7 hectómetros cúbicos.

En rueda de prensa, el diputado regional del PSOE José Molina ha explicado que su grupo ha presentado este jueves en el Parlamento autonómico la petición de una interpelación para que comparezca el Ejecutivo regional y para que las Cortes regionales se pronuncien sobre su postura ante el trasvase.

A juicio de Molina, «ha llegado el momento» de que se modifique la normativa de un trasvase que «ataca al Tajo en favor del Levante y en contra de Castilla-La Mancha». «Queremos un debate urgente, es el momento de promover una reforma de la ley que garantice nuevos límites y que recoja que pasarlos supone la muerte de la cabecera del Tajo», ha afirmado.

La petición del PSOE pasa, ha recordado el diputado socialista, por situar el umbral de emergencia de los embalses de la cabecera del Tajo en 400 hectómetros cúbicos, cuando ahora está en 240, y doblar el caudal ecológico en Toledo y Talavera de la Reina.

Molina ha criticado que el Gobierno de Castilla-La Mancha «no haya dicho todavía ni media palabra» sobre su postura y que ayer no se opusiese a un nuevo trasvase, a pesar de que los embalses de la cabecera del tajo están en torno al 23 por ciento de su capacidad, 591 hectómetros cúbicos. «Estamos llegando a esa línea roja», lamentó Molina, quien dijo que ya «se ha acabado la paciencia».

Ha criticado que el borrador del plan de cuenca del Tajo, que se debatirá en el Senado a petición del PSOE, no se haya aprobado aún.
Este primer borrador está realizado conforme a los criterios técnicos apuntados en el borrador que se conoció a finales del año 2011 y en él, según ha indicado Mora, «los técnicos hablan de la absoluta insostenibilidad de este trasvase».

El diputado socialista ha dicho que, ante la situación en la que se encuentra la cabecera del Tajo, la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, «no puede permanecer callada y de espaldas a los intereses de Castilla-La Mancha».

En este sentido, ha opinado que Cospedal «sacrifica» los intereses de los castellanomanchegos en favor de «su propia carrera política» y de su cargo como secretaria general del PP.

«No podemos seguir asistiendo a este espectáculo que supone esquilmar el río Tajo en favor de sus intereses», ha insistido Mora, que ha vuelto a instar a Cospedal a que promueva el cambio de la ley que regula el trasvase.

No hay comentarios :