jueves, 30 de agosto de 2012

¿Cómo afectará la subida del IVA impuesta por el PP?


Después que los dirigentes del Partido Popular negasen de forma reiterada que subirían el IVA. 

Después de llamar a la rebelión y decir que subir el IVA es el “Sablazo del mal Gobernante”…. El Gobierno de Rajoy ha impuesto una subida brutal del IVA, incrementándolo de forma exponencial en determinados tramos que cubren necesidades básicas de los ciudadanos. 

Sin duda esta subida supondrá una mayor presión económica a las ya maltrechas economías domésticas de los ciudadanos.

Algunos productos y servicios pasarán de estar gravados con un IVA del 18% a hacerlo con un 21%. Otros, más básicos, pasan del 8 al 10%. Hay también productos que subirán del 8 al 21%.

Dependiendo de los hábitos, cada familia podría gastar entre 415 y 600 euros más al año según los cálculos de las organizaciones de consumidores. 

Lo peor es que los ciudadanos no sólo notarán los sobrecostes de la cesta de la compra, también el transporte, las facturas de la luz, el gas o el teléfono serán más caros.
 
Pero el incremento de los precios se notará en mayor medida en los productos educativos y culturales. Hasta ahora estos productos estaban gravados con el tipo de IVA reducido, sin embargo, el Gobierno ha decidido aplicar el tipo general al material escolar y productos culturales, que subirán del 8 al 21%.

Pero también subirá el IVA en la alimentación, cuyo tipo de IVA pasa del 8% al 10%, el combustible, se gravará al 21%. Lo único que se mantiene es el tipo superreducido de IVA establecido en un 4% y que se aplica a productos básicos como los farmacéuticos y determinados productos alimenticios como la leche o el pan. 

Especial atención habrá que prestar a las facturas del gas, la electricidad, el teléfono o Internet, donde los ciudadanos tendrán que pagar un 21%. En cuanto a la cesta de la compra, dependiendo del tipo de alimento se pagará un tipo reducido o superreducido del IVA. Los alimentos básicos como el pan, los huevos, la leche, el queso, las frutas y las hortalizas se consideran bienes básicos y están gravados con el IVA superreducido del 4%. Otros como la carne, el pescado o las conservas pasarán de tener un 8 a un 10%.

Los artículos de vestir y el calzado tendrán un IVA del 21%.

Hasta ahora, el IVA aplicado a las prendas de vestir y al calzado era del 18%. Tras el último incremento de este impuesto pasarán a gravar al 21%. Según el Instituto Nacional de Estadística, el gasto medio familiar en este tipo de bienes, es de 1.676 euros. Teniendo en cuenta esta cantidad, el incremento anual tras la subida del IVA será de 42,61 euros por familia, según el estudio de CEACCU.
Más de 200 euros de gasto extra en agua, electricidad y combustible.
El IVA también se incrementará en las facturas del agua y la electricidad. En este caso pasarán de un 18 a un 21%. Por lo que una factura de 44,95 euros, con la subida del IVA subirá a 46,09 euros.
También se incrementa hasta el 21% el IVA aplicado a los combustibles. Por ejemplo, un coche diésel con un gasto medio aproximado de 70 euros por llenar el depósito, ahora costará 71,77 euros.
El agua, que antes tributaba al 8% pasa a gravarse a un 10%. 

Viajar costará casi 70 euros más al año.
El transporte, tanto en avión, como en tren o por carretera, está gravado con el IVA reducido que ha pasado del 8 al 10%. Según el estudio de CECCU, que ha tenido en cuenta los datos del año pasado ofrecidos por el INE, los españoles gastan una media por familia de 3.680 euros en transporte. Si el gasto se mantuviese en 2012, el aumento del precio debido al sobrecargo en el IVA será de 68,15 euros más.
Las comunicaciones también serán más caras: 23,54 euros anuales más de media.
Las comunicaciones también serán más caras. Hablar por teléfono y usar Internet, que se gravaban con un tipo general de IVA del 18%, ahora tributarán al 21%. Según los cálculos del INE, cada familia gasta al año una media de 926 euros anuales. Sobre este gasto, el incremento que supondría la subida del IVA sería de 23,54 euros al año. 

La subida del IVA afecta al café y a las comidas en restaurantes.
El IVA aplicado en bares y restaurantes es el reducido. Por tanto, si antes un café estaba gravado con el 8%, ahora subirá hasta el 10%. Visto de otra forma: si se paga 1,20 por un café, ahora podrías pagarse 1,22. En algunos sitios podrían aprovechar para subir un poco más el precio de este producto y en otros podrían optar por no obligar a los clientes a costear esta subida de impuestos. 

En todo caso, el estudio realizado por CEACCU indica que los españoles gastamos en el año 2011 una media de 2.716 euros por familia en bares, restaurantes y hoteles. Aplicar la subida del IVA a este gasto supondría un aumento de más de 50 euros al año en 2012.

 ¿POR QUÉ ES NEGATIVA LA SUBIDA DEL IVA?

Porque bajará el poder adquisitivo de los ciudadanos

Porque el efecto para los trabajadores será el mismo que una bajada salarial. 

Porque para los pensionistas está subida supondrá lo mismo que un recorte en sus pensiones. 

Porque a los parados les supondrá lo mismo que un recorte a sus prestaciones por desempleo. 

Porque es injusta e insolidaria, ya que aumentar los impuestos indirectos daña más a quien menos tiene. 

Porque reducirá la compra de productos y la contratación de servicios. 

Porque la bajada de ventas destruirá empleos.

Porque la disminución de las ventas perjudicará a los autónomos. 

Porque muchos turistas se verán disuadidos de elegir España como destino, provocando un durísimo golpe a un elemento clave de la economía española. 

Porque la bajada del consumo tendrá un efecto negativo en las arcas del Estado, con lo que el aumento de ingresos previsto con la subida del IVA se verá reducido, minimizado, anulado o incluso podrá llegar a provocar el efecto contrario, en función de la respuesta de los consumidores. 

Porque el aumento del paro consecuencia de la bajada de ventas obligará al Estado a asumir el pago de más prestaciones por desempleo. 

Porque fomentará aún más la economía sumergida, no sólo por el enorme peso del impuesto en el precio de productos y servicios, sino por la pérdida de conciencia social de empresarios, autónomos y consumidores ante un Gobierno que toma una medida que les perjudica tras aprobar una amnistía fiscal que beneficia a los grandes defraudadores. 

Porque habrá empresas que aprovecharán la coyuntura para aumentar los precios por encima de lo que supone trasladar el incremento del impuesto. 

Porque puede favorecer que determinadas empresas pacten ilegalmente cómo y cuándo repercutirán la subida para evitar competir y bajar sus márgenes de beneficios. 

Porque muchas empresas no tendrán más remedio que asumir la subida sin trasladarla a sus precios para no perder clientes, reduciendo beneficios y capacidad de crecer y generar empleo. 

Porque medidas similares aplicadas en otros países no han demostrado el efecto en las arcas públicas que anunciaban. 

Porque se aprueba renunciando a subir el IRPF a las rentas más altas. 

Porque se aplica después de haber aprobado una amnistía fiscal a los defraudadores. 

Porque se pone en marcha sin eliminar los escandalosos beneficios fiscales de las sociedades de inversión de capital variable (sicav), la figura con la que las grandes fortunas eluden el pago de impuestos tributando sólo al 1%.

Porque se plantea en lugar de perseguir el fraude fiscal a gran escala.

Porque el PP criticó duramente al PSOE por hacerlo en 2010 alertando de que "subir el IVA duplicaría la caída de la economía", tras lo que llegó al poder con la promesa de que no aplicaría otro incremento, por lo que hacerlo supondría un gran fraude electoral.

No hay comentarios :