miércoles, 9 de noviembre de 2011

Pelea por... UNA SANIDAD PÚBLICA, GRATUITA Y UNIVERSAL

Para los socialistas, la sanidad es un elemento clave en la lucha frente a la desigualdad y uno de los ejes fundamentales de nuestra actividad política al servicio de los ciudadanos. Por eso los socialistas defendemos una sanidad pública universal, gratuita y de calidad para todos los ciudadanos, financiada a través de impuestos, SIN RECORTES NI COPAGO.


 
Los socialistas hemos fortalecido la sanidad española desde el Gobierno, alcanzado acuerdos políticos como el Acuerdo del 18 de Marzo de 2010 en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) y con acuerdos con las organizaciones profesionales, dando un gran impulso a las políticas de salud, consiguiendo que nuestro sistema sanitario público esté más cohesionado, garantizando la equidad, la eficiencia y la transparencia.


Se han tomado importantes decisiones que han favorecido la estabilidad del SNS, la equidad en la atención sanitaria de las personas y en la protección de la salud mejorando y ampliando las prestaciones para todos los ciudadanos y ciudadanas.Hemos invertido y gestionado mejor para aumentar el bienestar de todos.

- Hemos trabajado para favorecer la sostenibilidad del sistema abordando los problemas de financiación heredados de los Gobiernos del PP, aportando una inyección financiera extraordinaria a las Comunidades Autónomas de unos 12.500 millones de euros entre 2005-2010, y aprobado un nuevo modelo de financiación autonómica que a partir de 2012 va a suponer una financiación adicional de 8.000 millones de euros a las CCAA.

- Aprobamos medidas para controlar el gasto no prioritario que han supuesto un ahorro estructural para las CCAA de unos 6.000 millones de euros anuales.
- Hemos racionalizado el gasto farmacéutico, heredado por el PP, sin afectar a la calidad del servicio a través de la modificación del sistema de precios de referencia, la rebaja del precio de los medicamentos, el impulso de los genéricos, la creación de la central de compras, los medicamentos en unidosis y la prescripción por principio activo que suponen un ahorro muy importante a las CCAA.

- Hemos desarrollado múltiples acciones en el ámbito de prevención de las enfermedades y de la promoción de hábitos saludables, que han permitido disminuir importantes problemas de salud de los españoles.

- Con la aprobación de la Ley General de Salud Pública, hemos asegurado la Universalización del Derecho a la Asistencia Sanitaria, con lo que se ha cerrado un proyecto normativo imprescindible del derecho de la protección de todos los ciudadanos en condiciones de igualdad efectiva.

- La inversión en tecnología, que ejerce un papel fundamental en la sanidad, nos ha hecho ser pioneros a nivel europeo en la implantación de Sanidad en Línea.

No es lo mismo PSOE que PP
Son las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP, por su falta de interés político por la sanidad pública, donde se están produciendo ataques serios contra un servicio fundamental para los ciudadanos, como sucede en Madrid, Valencia o Murcia, por citar algunas, cuyos gobiernos están realizando privatizaciones encubiertas de la sanidad pública, cierran centros de salud y quirófanos, reduciendo camas hospitalarias, dificultan el acceso de los ciudadanos a determinados medicamentos, etc., rebajando así la calidad de los servicios asistenciales a los ciudadanos.

Los socialistas aseguramos la sostenibilidad de la sanidad pública ya que sabemos cómo gestionar con eficacia y eficiencia y como financiar la sanidad pública, con propuestas concretas para obtener nuevos ingresos y un mayor ahorro para que nuestro Sistema Nacional de Salud sea sostenible y los ciudadanos sigan disfrutando de una sanidad pública de calidad en todo el territorio SIN COPAGO NI RECORTES. Mientras, el PP hace lo contrario de lo que dice. Lo que Rajoy oculta lo hacen en las CCAA donde gobiernan: recortan prestaciones (como en Galicia que restringe medicamentos y la Comunidad Valenciana que reduce camas), deteriorando la sanidad pública (como en Castilla La Mancha que deja de pagar las facturas a las farmacias), privatizan servicios sanitarios (como Madrid) o amagando con el copago (como Castilla La Mancha y Galicia que han anunciado el pago por la tarjeta sanitaria, el presidente de Murcia que abiertamente ha dicho que los ciudadanos deben asumir parte del coste de la sanidad, o como Esperanza Aguirre siempre receptiva a la patronal madrileña en muchas de sus propuestas entre las que se incluye la petición de la patronal de instaurar el copago sanitario). Es una evidencia que los populares no creen en la sanidad pública y buscan cualquier excusa para deteriorarla.

El 20 N, todos y todas nos jugamos mucho en la defensa de la SANIDAD PUBLICA
Elegimos entre dos modelos de sanidad claramente diferenciados: el que defendemos los socialistas, que queremos una sanidad pública, universal y gratuita para todos; y el que representa la derecha, que destruirá los avances que hemos conseguido durante los últimos años. Nos jugamos convertir la sanidad en un bien de mercado y borrar progresivamente su carácter de servicio público, universal y gratuito. Lo que a su vez significa obligar a los ciudadanos a pagar por ellos dos veces: al pagar sus impuestos y al usar los servicios.

Nos jugamos cómo abordar el reto de la sostenibilidad del sistema, que no pasa por recortar ni por eliminar prestaciones, sino por aumentar los ingresos y controlar el gasto y aumentar su eficiencia. En definitiva, nos jugamos la igualdad de oportunidades en la sanidad para que no sea el dinero lo que determine la diferencia entre la atención que reciben unos u otros.

Queremos seguir trabajando por la Sanidad, por eso nos comprometemos a:

- Corregir la deuda que tienen las Comunidades Autónomas con los proveedores sanitarios, impulsando un acuerdo político para que en la próxima legislatura destinen al pago a proveedores 3.000 millones de euros anuales del nuevo sistema de financiación, con líneas de crédito ICO y acordando con las CC.AA mecanismos contables y de control adecuados para asegurar el destino finalista de esos fondos.

- Asegurar la suficiencia financiera de la sanidad pública a corto y medio plazo, aumentando los ingresos, generando ingresos finalistas, aumentando los tributos sobre el tabaco y el alcohol un 10%, eliminando los beneficios fiscales de las primas de seguros y mejorando la gestión de cobros a terceros.

- Controlar los costes estructurales para garantizar la sostenibilidad del sistema público a largo plazo, mejorando la eficiencia y reduciendo costes.

- Diseñar estrategias de coordinación entre el sector social y el sanitario para atender mejor a los pacientes crónicos.
- Mejorar y potenciar la Atención Primaria, con más autonomía, más capacidad resolutiva y menos burocracia.

- Reforzar las actividades de prevención a través de la Atención Primaria.

- Eliminar las barreras para la movilidad de los pacientes en todo el territorio nacional.

- Establecer un nuevo catálogo común de prestaciones sanitarias garantizado para todos los ciudadanos en todo el territorio nacional.

- Poner en marcha la Estrategia Nacional de Salud Pública en todas las políticas fundamentales para la reducción de las desigualdades en salud.

- Reforzar el gobierno del Sistema Nacional de Salud creando una Agencia del Sistema Sanitario como instrumento de cooperación entre las CCAA y la AGE, responsable de consolidar instrumentos de cohesión.

- Reforzar el Fondo de Cohesión para la equidad y la igualdad en el acceso en los servicios a todos los ciudadanos.

- Aprobar la Ley de muerte digna para regular los derechos de las personas en el proceso final de la vida.

No hay comentarios :