viernes, 4 de noviembre de 2011

Pelea por... UN ESTADO DE BIENESTAR FUERTE

Todos los avances sociales de la democracia son obra de los gobiernos del Partido Socialista.

En la etapa de Gobierno de Felipe González tiene lugar la universalización de los principales pilares de nuestro Estado de Bienestar:

- Educación (en 1984 establecimos, por ley órgánica, el derecho a la educación, con lo que también implantamos el sistema de becas para las familias con menos recursos, para que su nivel de renta no condicione la igualdad de todos los niños y niñas).

- Sanidad (en 1986 aprobamos la Ley General de Sanidad, fruto de nuestro compromiso por la asistencia sanitaria gratuita de altas prestaciones e igual para todas las personas).
 - Pensiones (en 1990 implantamos las pensiones no contributivas que hemos ido mejorando constantemente).

A partir de 2004, con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se abre una segunda etapa de expansión, profundización y modernización del Estado de Bienestar. Con la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, se construye su cuarto pilar.

TODOS LOS AVANCES SOCIALES SON OBRA DE LOS GOBIERNOS DEL PARTIDO SOCIALISTA

Felipe González Márquez (1982-1996):

- Sanidad

- Educación

- Pensiones


José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011):

- Atención a la Dependencia

- Políticas de Igualdad y nuevos derechos.


Alfredo Pérez Rubalcaba ha dejado claro su compromiso de:

- Pelear por las conquistas sociales

- Pelear por la igualdad de oportunidades

La etapa de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011)

Primera Legislatura. La acción del Gobierno se caracteriza tanto por el refuerzo de las políticas sociales existentes, las "clásicas" (pensiones, sanidad y educación) como por la conquista de nuevos espacios, singularmente en la atención a la dependencia y en las políticas en favor de la igualdad y la conciliación de la vida laboral y familiar.

Segunda Legislatura. Cuando la crisis financiera internacional hace su aparición, nuestro compromiso con las políticas sociales se centra en un doble objetivo: mantener los avances de la primera Legislatura, tanto en el reforzamiento de los servicios sociales básicos, como en las nuevas políticas; y atender las nuevas necesidades de protección y cohesión social planteadas por la propia crisis.
Principales avances:

El gasto social ha pasado de representar el 49% del Presupuesto del Estado en 2004, al 58% en 2011.

Aumentamos el salario mínimo un 18% y las pensiones mínimas un 27%, en términos reales (ganancia de poder adquisitivo); lo que supone un 40 y 50% en términos nominales, respectivamente; garantizando la sostenibilidad de nuestro sistema público de pensiones.

Pusimos en marcha un nuevo sistema de promoción de la autonomía y atención a la dependencia, que ya beneficia a más de 700.000 personas. Aumentamos la protección social, particularmente en relación con el desempleo, incrementando la cobertura y reforzando las políticas activas.

Duplicamos el presupuesto de educación, con más becas, nuevos programas de lucha contra el abandono escolar y nuevas plazas de educación infantil en el nivel 0-3 años.

Aumentamos la inversión en sanidad y mejoramos la eficiencia y la calidad del sistema.

Creamos el permiso de paternidad y mejoramos el de maternidad.

Mejoramos la calidad de vida de las personas con discapacidad, con importantes avances en materia de accesibilidad universal.

Recuperamos la función social básica de la política de vivienda, beneficiando a un millón y medio de personas y favoreciendo la emancipación de 300.000 jóvenes a través de la ayuda al alquiler.

Impulsamos el compromiso empresarial con la igualdad y la representación equilibrada de hombres y mujeres en la participación política.

Declaramos la lucha contra la violencia ejercida contra las mujeres.

Ampliamos derechos en salud sexual y reproductiva, con un marco jurídico que consagra el derecho a decidir de las mujeres.

Fortalecimos la conciliación de la vida familiar y laboral.

Aumentamos los recursos destinados a las organizaciones sin ánimo de lucro y el Tercer Sector de acción social.

No es lo mismo PSOE que PP.

Los socialistas hemos hecho una apuesta decidida en materia de igualdad y política social. Gracias a ello, España cuenta hoy con una sociedad más libre, igualitaria y cohesionada y una ciudadanía más fuerte. A pesar de los ajustes que ha requerido la crisis, tenemos un Estado de Bienestar más completo y más preparado para afrontar los retos del medio y largo plazo.

El Partido Popular nunca ha creído en el Estado de Bienestar. Lo demuestra con sus constantes referencias al copago sanitario y a la educación privada de élite. Y también con sus actuaciones allí donde gobierna obstaculiza el desarrollo de la Ley de Dependencia, desmantela la educación pública y deteriora la sanidad pública.

Lo que Rajoy oculta lo hace el PP en las CCAA donde gobiernan:

Sanidad. Recortan o deterioran prestaciones. En Galicia restringen medicamentos. En la Comunidad Valenciana reducen camas. En Castilla La Mancha dejan de pagar las facturas a las farmacias. Privatizan servicios sanitarios como en Madrid. Amagan con el copago: en Castilla La Mancha o Galicia anuncian el pago por la tarjeta sanitaria; el presidente de Murcia dice abiertamente que los ciudadanos deben asumir parte del coste de la sanidad y Esperanza Aguirre es receptiva a la patronal madrileña en muchas de sus propuestas, entre las que se incluye la petición de instaurar el copago sanitario.

Educación. Mientras en Andalucía, los socialistas hemos redoblado los esfuerzos incrementando el presupuesto para 2012 en un 2,5% (se contratarán 850 nuevos profesores, se crearán 8.216 plazas de guardería y se repartirán 84.900 ordenadores en las escuelas), en las CCAA del PP se recorta el gasto, se despide y denigra a los profesores, se degrada la educación pública con recortes de hasta un 7%, como en la Comunidad de Madrid, se derivan recursos a la educación privada, se ataca la calidad suprimiendo centros de formación del profesorado y se suprimen becas y ayudas escolares, perjudicando a las familias con menos recursos.

Atención a la Dependencia. Andalucía suma más prestaciones que cuatro comunidades juntas gobernadas por el PP: Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid y Galicia. A pesar de que Madrid y la Comunidad Valenciana suman 11,5 millones de habitantes -3 millones más que Andalucía- Andalucía suma 110.000 prestaciones más que Madrid y Valencia juntas.

El 20 N, todos y todas nos jugamos mucho.

Estamos en un momento decisivo. En estas elecciones generales está en juego el futuro del Estado de Bienestar. Los ciudadanos deben decidir, a través de su voto, entre garantizarlo con propuestas concretas y rigurosas, como las que presentamos los socialistas, o desmantelarlo, con la excusa de la crisis, como plantea el PP.

Queremos seguir trabajando por un Estado de Bienestar fuerte, por eso nos comprometemos a:

- Garantizar el poder adquisitivo de las pensiones a lo largo de la Legislatura.

- Aumentar las pensiones de viudedad de quienes las tengan como principal fuente de ingresos, así como las pensiones mínimas con cónyuge a cargo o de personas que viven solas.

- Seguir desarrollando el sistema de atención a la dependencia.

- Aprobar una Estrategia de Ayuda a las Familias.
- Mejorar la calidad de la enseñanza como factor de progreso e igualdad de oportunidades, impulsando el éxito escolar y extendiendo la oferta de plazas públicas de educación infantil de 0 a 3 años.

- Dotar de recursos suficientes al Sistema Nacional de Salud para garantizar un funcionamiento de calidad, sin recortar prestaciones ni instaurar el copago.

No hay comentarios :