lunes, 7 de octubre de 2013

Los pensionistas de Ciudad Real perderán una media de 1.500 euros al año en el último golpe brutal del PP

"¿Cómo puede decir el PP que estamos en el camino de la recuperación mientras empobrece y margina aún más a los pensionistas?"

Es "un golpe brutal" a muchas economías familiares que repercutirá en los propios pensionistas, pero también en sus hijos y nietos, que en muchos casos están siendo mantenidos gracias a la pensión del abuelo y/o la abuela.

El PSOE se movilizará en la provincia de Ciudad Real en defensa de unas pensiones justas y que permitan vivir con dignidad a nuestros mayores.

El secretario general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha dicho que "nadie entiende cómo el Gobierno de Rajoy puede decir que España está en el camino de la recuperación mientras empobrece y margina aún más a los pensionistas".

Se refiere Caballero a la reforma de las pensiones que pretende aprobar el Partido Popular y con la cual los jubilados y pensionistas perderán poder adquisitivo cada año, una medida que a su juicio "no solo los lleva al ostracismo, sino que hará que les impide que puedan ayudar a sus hijos y a sus nietos" en estos momentos de dura crisis económica.

Caballero ha realizado esta valoración en el transcurso de un encuentro con todos los portavoces del PSOE en los diferentes ayuntamientos de la provincia, reunión en la que ha señalado que "igual de indecente es reducir el poder adquisitivo de las pensiones durante los próximos diez años que querer tomar por tontos a los más de 350.000 pensionistas que hay en Castilla-La Mancha".

El máximo dirigente de los socialistas ciudadrealeños ha insistido en que estamos ante una "decisión fatal" del Ejecutivo central para con los jubilados y pensionistas de la provincia de Ciudad Real, pues recuerda que son de los que menos cobran de España.

En base a los cálculos previstos, Caballero ha lamentado que la pensión media de los ciudadrealeños perderá 1.500 euros al año de revalorización, "un golpe brutal" a muchas economías familiares que repercutirá en los propios pensionista, pero también en sus hijos y nietos, que en muchos casos están siendo mantenidos gracias a la pensión del abuelo y/o la abuela.
 
Todo dependerá de la variación del Índice de Precios al Consumo (IPC), pero "lo que está seguro –ha dicho Caballero- es que nuestros pensionistas serán más pobres por el castigo que les quiere infringir el Gobierno del Partido Popular con Rajoy y Cospedal al frente". 

Caballero ha ilustrado "la realidad de lo que sí o sí les sucederá a los jubilados castellano-manchegos" con la reforma de Rajoy. Así, si hasta el año 2019 el IPC fuese de un 3%, los pensionistas perderían 143 euros al mes y 2.004 euros al año; en el caso de que el indicador fuera de un 2% la pérdida sería de 89 euros al mes y 1.244 euros al año, cifras que se quedarían en 63 euros de dinero perdido al mes y 878 euros al año si el IPC fuera de un 1,5%, y, por último, si el IPC fuese de un 1% los pensionistas deben saber que perderían 37 euros al mes y 520 euros cada año hasta el 2019.

En base a esta proyección sustentada en las propias proyecciones oficiales del Gobierno, Caballero ha rechazado de lleno esta reforma de las pensiones planteada porque "es injusta con todos pensionistas de España, pero es especialmente desastrosa y terrible para los pensionistas de Ciudad Real" al insistir en que son de los que menos cobran de todo el país y, por lo tanto, "les va a resultar difícil llegar a fin de mes".

A la vista de estos efectos, Caballero ha subrayado la necesidad de impedir que esta reforma se lleve a cabo porque "supone quebrar el sentido de solidaridad que siempre ha existido en nuestro país para beneficiar a los jubilados", y una de las acciones por las que apuesta es por la movilización ciudadana, algo que hará el PSOE en la provincia de Ciudad Real en defensa de unas pensiones justas y que permitan vivir con dignidad a nuestros mayores", ha concluido Caballero.

No hay comentarios :