lunes, 15 de abril de 2013

Manuel Muñoz Arias vuelve a Membrilla 72 años después un 14 de abril


Tras un acto emotivo, los restos de Manuel Muñoz descansan definitivamente en el cementerio de Membrilla. Sus familiares estuvieron acompañados de amigos, compañeros de UGT y de la Agrupación Local del PSOE de Membrilla,.

Gracias a un meritorio trabajo de recuperación e identificación que han llevado a cabo la Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda y grupos de recuperación de la Memoria Histórica, en el que ha participado activamente nuestro paisano Alfonso Villalta, Manuel ha podido hacer el viaje de vuelta a su pueblo.

La Agrupación de Familiares ha conseguido la exhumación de 112 cuerpos y la entrega a sus familias de 21 restos identificados. Todos ellos fallecieron en la antigua prisión y fueron enterrados en una parcela aledaña al cementerio, ampliado en 1989

La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) ha celebrado estos días, el Homenaje anual a los represaliados en la cárcel de Valdenoceda (que estuvo operativa entre 1938 y 1943), que incluye este año la celebración del Xº Aniversario de esta pequeña organización y, como acto central, la entrega a su familia de los restos identificados de Manuel Muñoz Arias, preso político que falleció en la antigua cárcel el 10 de diciembre de 1941, cuando contaba con 29 años de edad.

Durante el acto de entrega de restos a su familia, que se ha desplazado completa desde Membrilla (provincia de Ciudad Real), se ha realizado una ofrenda floral a todos los represaliados y se ha recordado especialmente a Manuel Muñoz, albañil de profesión que, por fin, hoy inicia un viaje con el que seguramente soñó en vida, el viaje de vuelta a su pueblo. La familia de Manuel ha confirmado su deseo de que sea enerrado junto con sus padres, en su pueblo, Membrilla, de donde nunca debió ser arrebatado.

Con la entrega de los restos de Manuel Muñoz Arias, la Agrupación da un paso más en su empeño por recuperar la memoria de aquéllos que tanto sufrieron durante la posguerra y por devolver a sus familias los restos de un ser querido que nunca debió ser arrebatado de su tierra. Hasta hoy, la Agrupación ha conseguido verificar el fallecimiento en la antigua prisión de 151 personas (que fueron enterradas en una parcela de Instituciones Penitenciarias, junto al cementerio), la exhumación de 112 cuerpos y la identificación completa de 22 de ellos, de los cuales ha podido entregar a sus familias 21.

La exhumación se llevó a cabo en 2007, gracias a una primera subvención del Ministerio de la Presidencia. Sólo se han podido exhumar 112 restos, porque la parcela de Instituciones Penitenciarias pasó a ser en 1989 parte del cementerio parroquial, que se amplió. Desde ese año, se procedió a enterrar a los vecinos del pueblo encima de los restos de los presos. La Agrupación cree que todavía permanecen debajo de las tumbas nuevas 39 presos.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Rescatar la memoria no es rescatar huesos, sino recuperar las ideas por las que están allí. Gracias.